Cómo ajustar el largo de las cortinas, sepas coser o no

el bajo de las cortinas terminado

Me acuerdo de que, cuando era pequeña, cambiar las cortinas era un trabajazo o un dineral. Porque, o bien las encargabas a medida, o te las hacías tú misma. Además, que se llevaban esos bandós rococós increíbles… ¡madre mía! Menos mal que esa moda ya ha pasado. Ahora, por suerte, podemos comprar fácilmente paneles de cortinas ya terminados de muchos estilos y estampados diferentes. De hecho, cuando queremos un cambio de decoración sin mucho esfuerzo ni cambiar todos los muebles, lo que hacemos es cambiar los textiles! Lo que pasa es que sigue habiendo algo que tenemos que hacer o encargar… ajustar el largo de la cortina. Lo bueno es que es muy muy fácil de hacer, tanto si sabes coser como si no has cogido una aguja en tu vida. ¿Quieres aprender a hacerlo por ti misma?

Leer más

Cómo colgar una estantería de baño sin taladrar

estanterías de baño sin taladrar - cesto colgado de barra de cortina

Taladrar un azulejo es como cascar un huevo: no tiene vuelta atrás. El agujero que hagas ya se queda ahí para siempre. Y además, siempre está el miedo de romper el azulejo. Por no hablar de lo duro que está… Si alguna de estas razones te echa para atrás a la hora de hacer agujeros en el baño (o simplemente que el casero no te deja, como a mí), puede que te encuentres con que no tienes dónde dejar el champú, el gel y demás utensilios de ducha. Así que vamos a hablar de todas las opciones que tenemos para colgar una estantería de baño sin taladrar, y te enseño tres soluciones que he instalado muy fácilmente en mi baño.

Leer más

Cómo arreglar una silla desencolada con estilo

cómo arreglar una silla desencolada con estilo

¿Alguna vez te ha pasado que las patas de una silla se empiezan a aflojar? Muchas van sujetas simplemente con clavijas y cola, por lo que, con el uso diario, en algún momento se empiezan a despegar. Esto mismo es lo que me ha pasado con la trona evolutiva de mi peque. ¡Lo sé! Qué peligro… Intenté arreglarla con pegamento un par de veces, pero con el tiempo volvía a pasar lo mismo. Al final, me cansé de tener que arreglar la silla desencolada cada pocos meses y he tomado una nueva ruta que además le ha dado un estilo particular. ¿Quieres ver cómo queda?

Leer más

Win-win: soluciona un problema usando lo que ya tienes

cesto colgado de una puerta con ganchos adhesivos

Hay algo en las soluciones sencillas que da un subidón de satisfacción… ¿verdad? Es una mezcla entre “qué jefa soy” y “esto ha estado chupado” y, la verdad, a todas nos viene bien un chute así de vez en cuando. Hoy te quiero demostrar que muchas veces esas soluciones te pueden salir gratis con un poquito de ingenio y las cosas que tienes por casa. Antes de salir a comprar (o de meterte en Amazon), mira a ver si puedes usar lo que tienes de una forma creativa. Que no pasa nada por comprar algo nuevo, pero más que nada por ir dando salida a todas esas cosillas que ya tenemos y se nos van acumulando. Te vas a sorprender de la cantidad de ideas que se te pueden ocurrir.

Leer más

Un cabecero de cama original y económico (¡y además no ocupa nada!)

cabecero de cama original y económico y que además no ocupa nada

A menudo los pisos tienen dormitorios tirando a pequeños. Este fue el problema que nos encontramos y que me hizo ponerme a pensar alternativas: necesitaba encontrar un cabecero de cama que no se comiera el espacio de nuestra habitación de matrimonio. Además quería que fuera un cabecero de cama original y económico. Una posibilidad era pintar un mural a modo de cabecero. Pero yo quería algo que resultara más acogedor… algo que nos separara del frío de la pared y de los odiosos picos del gotelé. Al final opté por un tapiz y con un poco de maña conseguí un resultado impactante por cuatro duros. ¿Quieres ver cómo lo conseguí?

Leer más