cabecero de cama original y económico y que además no ocupa nada

Un cabecero de cama original y económico (¡y además no ocupa nada!)

A menudo los pisos tienen dormitorios tirando a pequeños. Este fue el problema que nos encontramos y que me hizo ponerme a pensar alternativas: necesitaba encontrar un cabecero de cama que no se comiera el espacio de nuestra habitación de matrimonio. Además quería que fuera un cabecero de cama original y económico. Una posibilidad era pintar un mural a modo de cabecero. Pero yo quería algo que resultara más acogedor… algo que nos separara del frío de la pared y de los odiosos picos del gotelé. Al final opté por un tapiz y con un poco de maña conseguí un resultado impactante por cuatro duros. ¿Quieres ver cómo lo conseguí?

No te lo vas a creer, pero mi cabecero es un mantel. Estaba navegando por la web de H&M Home y vi un mantel estampado que me encantó, porque me recordó a los alicatados de la Alhambra. Rápidamente me lo guardé en mi tablero de Pinterest para el dormitorio. Esta es la imagen del catálogo:

imagen de mantel con motivo de alicatado en el catálogo de H&M
Imagen de H&M

Me fijé en las medidas… y me di cuenta de que me venía de perlas. El ancho es 145cm y mi cama es de 135cm, así que daba la medida perfecta. El cabecero debe ser siempre unos centímetros más ancho que el colchón, porque con la ropa de cama siempre «engorda» un poco hacia los lados.

Para colgarlo usé una barra de visillo. En concreto, la mía es la barra IRJA de IKEA, que más barata no puede ser (¡un mísero euro!).

barra de visillo sujetando un mantel para crear un cabecero de cama original y económico

Los herrajes que trae la barra la separan de la pared para que la cortina tenga espacio para plegarse, pero yo quería que quedara lo más cerca de la pared posible. Así que en su lugar utilicé un par de hembrillas, que sujeté a la pared con unos tacos. Lo mismo da si son abiertas que cerradas, ya que el tope de la barra se puede insertar una vez que la has «enhebrado» por dentro de la hembrilla. Las que tenía eran normales y corrientes, pero para camuflarlas las pinté de blanco con pintauñas. También se venden en blanco (por ejemplo, estas de Leroy Merlin), pero ya tenía en casa estos materiales y así no tuve que esperar a comprarlas.

barra de cortina sujeta a la pared con hembrilla, para crear un cabecero de cama original y económico

Cosí en el borde superior del mantel un bucle de 5 cm para pasar la barra por él. La idea es que sea lo más cerca posible del borde, siempre dejando espacio suficiente para pasar la barra con facilidad. Yo hice el pespunte a máquina porque es más rápido, pero también podrías hacerlo a mano. Lo importante es hacerlo con un color de hilo que pase desapercibido. El hecho de colgarlo alto también ayuda a que no se vea mucho la costura. Como una imagen vale más que mil palabras, aquí puedes ver exactamente cómo lo cosí:

cosiendo un bucle de 5cm en el borde superior del mantel, para crear un cabecero de cama original y económico

El resultado, ya lo viste cuando te enseñé mi dormitorio la semana pasada:

un cabecero de cama original y económico en la pared focal del dormitorio de matrimonio

¿Te gustaría hacer tú también un cabecero de cama original y económico?

(Aunque creo que un tapiz funcionaría igual de bien tras una mesa de comedor, que como cabecero como hice yo).

Para colgarlo, se puede optar por el rollo minimal como hice yo, o utilizar una barra más sustancial que le dé presencia (por ejemplo, una gruesa de bronce como esta de El Corte Inglés). Eso sí, si la barra es gruesa no la podrás colgar con hembrillas. También se puede pegar directamente a la pared, con grapas o chinchetas. En ese caso, ten en cuenta que no vas a poder lavarlo con tanta facilidad.

Sea como sea, la clave está en encontrar un mantel estampado que tenga un motivo interesante y lo más grande posible. Un motivo pequeño, al verse desde una cierta distancia, seguramente se difuminaría. Aquí te propongo algunos manteles que se pueden convertir en un cabecero de cama original y económico.

manteles que funcionan como cabecero con motivo gráfico

Los motivos gráficos son muy socorridos porque casan bien con casi todo, especialmente si son sencillos.

  1. Azulejo hidráulico en tonos azules, impactante sin resultar estridente (Maisons du Monde, 140x250cm, 39,99€).
  2. Combinación de motivos en gris y amarillo suave, que al ir en ribete enmarcarían el cabecero de una forma muy bonita (Maisons du Monde, 140x250cm, 49,99€)
  3. Blanco con líneas de hilo dorado, muy sutil y romático (La Redoute, varios tamaños, a partir de 23€)
  4. Blanco con una banda de líneas azules, ayuda a traer la calma (Ikea, 145x240cm, 15€)
manteles que funcionan como cabecero con motivo geométrico

Las rayas y los cuadros son un estampado clásico que funcionan de maravilla en los dormitorios.

  1. Los típicos cuadros «buffalo check» en suaves tonos grises quedan enmarcados por una línea oscura en los laterales (Ikea, 145x240cm, 15€)
  2. En rayas de colores, para un aire juvenil y alegre (Maisons du Monde, 150x250cm, 19,95€)
  3. Las rayas azules irregulares sobre fondo blanco dan un toque playero (La Redoute, varios tamaños, a partir de 24,99€)
manteles que funcionan como cabecero con motivo vegetal

Los motivos vegetales son de mis favoritos porque pueden ser exuberantes y relajantes a la vez.

  1. Flores bordadas en azul sobre blanco, con una cenefa que enmarca el conjunto, clásico y sofisticado (Zara Home, 170x250cm, 79,99€)
  2. Hojas y frutos con fondo oscuro, para un ambiente acogedor y recogido. Puntos extra si la pared también es oscura (La Redoute, varios tamaños, a partir de 16,14€)
  3. Hojas de platanero para sentirte como en un paraíso natural (H&M, 145x200cm, 19,99€)
  4. Delicado motivo en tonos suaves, muy romántico (H&M, 145x200cm, 19,99€)
manteles que funcionan como cabecero con motivo tribal

Por último, algunos ejemplos de estampados tribales. Si te gusta ese rollo, ¡estas ideas te van a encantar!

  1. Un estampado discreto en tonos suaves, si quieres darle a la habitación un toque étnico sin estridencias (H&M, 145x200cm, 19,99€)
  2. Imitando las preciosas telas wax y en tonos vivos, toda una declaración de intenciones (Maisons du Monde, 150x250cm, 34,99€)
  3. Con motivo pequeñito y cenefa, ideal para un dormitorio pequeño (La Redoute, varios tamaños, a partir de 13,75€)
  4. En lino y de inspiración oriental, elegante y sofisticado (Zara Home, 150x250cm, 59,99€)

¿Qué te parece la idea? ¿Te animas a hacer un cabecero de cama original y económico con un mantel? ¿Dónde pondrías un tapiz en tu casa?

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Estrella M. García Lozano .
  • Finalidad: Moderar los comentarios y responder las consultas.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Webempresa América INC..
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.